Love me like there's no tomorrow [Liam Payne & Tú] ~One Shoot~

La mini novela NO es mía. Autora: Janeth.

El miedo siempre nos lleva a hacer cosas que no teníamos pensado hacer. Muchas veces la mente nos da una mala jugada y las decisiones que tomemos ya sea que nos favorezcan a lo largo de la vida o nos perjudiquen. Sentir miedo es natural, pero cuando somos cobardes y pensamos que hacemos lo correcto puede traer una consecuencia peor o se puede enmendar el error.

Prologo.
La lluvia afuera hacia que el ambiente se tornara mas frío pero a la vez cálido en la habitación. Me limpie por ultima vez las lagrimas pero aun así seguía sollozando. Me lleve una mano al vientre y sonreí satisfecha, aquella cosa pequeñita que crecía dentro de mi me traía la felicidad mas grande del mundo. Hacia dos meses que me aleje de él después de saber que estaba embarazada, sabía que no lo quería, que solo le traería problemas y mas que bien sabia que él no estaba preparado para ser padre. Alquile un apartamento para poder pasarla ahí, trabajaba en una tienda de cajera y apenas y alcanzaba para solventar los gastos de la casa y alimentos.

Parte 1.

Agosto, 9.
-¡No lo puedo creer! – me decía mientras yo comenzaba a reír - ¡vas a ver! – me dio un ligero golpe y caí a la cama acostada, luego él se puso encima de mi.
-Liam ya bájate de encima de mí que no me dejas respirar.
-¿Yo no te dejo respirar? – acerco su rostro al mio y podía sentir su cálida respiración, mi corazón comenzó a palpitar rápido, me sonrió pícaramente - ¿O yo te dejo sin respirar?
-Que gracioso amor, bájate de encima de mi que ya tengo ganas de hacer del baño – me trate de incorporar pero me volvió a tender en la cama.
-No, no, no – me sonrió con malicia.
-¡Liam Payne! Tengo ganas de ir al baño y no me dejas moverme, me voy a hacer del baño en tu preciada cama.
-Esta bien, esta bien – se levanto y me ayudo a levantarme - ¡mujeres! – refunfuño y yo reí por lo bajo. Salí corriendo al baño y Liam reía mientras me veía desaparecer por el pasillo - ¡Algún día no te libraras de mi _______! – me grito.
-Yo creo que si – le grite de igual manera.
-Sueñas amor – comencé a escuchar su voz cerca del baño.
-El que sueña eres tu – termine de hacer mis necesidades y estaba lavándome las manos. Salí y solté un gritito, Liam río y me lleve una mano al corazón – vas a hacer que me de un paro cardiaco algún día – le reprendí.
-Es bueno saber que si llegas a morir, morirías por mi culpa – me paso los brazos por la cintura y yo lo abracé.
-Eso seria algo malo, no bueno – levante la mirada para verlo.
-¿Pero morirías de amor no?
-Mas bien de un susto – apreté mis labios para que no se escapara una risita.
-¿Tan guapo estoy?
-Dije susto no alegría – soltó una carcajada y lo mire divertida.
-Te amo – dicho esto me tomo del mentón y me dio un dulce beso. Pase una mano por su mejilla para después separarnos, creo que supo que haría porque él puso una mano en mi nuca para acercarme mas y paso su brazo para abrazarme.
-Liam – dije entre susurros mientras pegábamos nuestras frentes.
-¿Qué paso bonita? – sonaba agitado igual que yo.
-Ya es tarde – lo mire.
-¿Para?


Agosto 12
-¡No puedo creerlo men! – reía Zayn mientras saludaba a Liam – en pocos días cumplirás los veintitrés.
-Ya se esta volviendo viejito nuestro Liam – dijo Harry mientras entraba al departamento.
-¡Vaya! Vinieron a hablar o a criticarme – rieron los dos y Liam los miraba serio.
-Amor están tontos eso es todo – dije yo acercándome mientras le tomaba la mano y depositaba un beso en su mejilla – hola bobos – dije divertida.
-¡_______! – me abrazo Zayn – cuanto sin saber de ti.
-Verdad – lo salude dándole un beso en la mejilla – hola Harry – hice lo mismo que con Zayn - ¿A que se debe el honor de su visita? – pregunte mientras que Liam pasaba su brazo por mi cintura acercándome mas a él.
-Veníamos a hablar de cosas de hombres con Liam – Harry imito la voz de alguien mayor y reímos.
-Esta bien – me separe de Liam – solo tenían que decirme que me fuera – le di un corto beso en los labios.
-Son novios y se tratan como esposos – dijo divertido Zayn.
-Somos una pareja responsable y maduros – lo corregí.
-¿Por qué no se casan? – pregunto Harry riendo. Mire a Liam y él se puso serio.
-Luego los veo bobos – me despedí y me fui al cuarto. Soy mujer, me intrigan las platicas de hombres lo admito, por naturaleza somos medio metiches en cosas que no son nuestras pero esta vez me preocupo. ¿De que hablarían? ¿Era algo importante? ¿Qué paso? ¿Eran noticias de Louis o Niall? Me quite los zapatos y baje de la cama, camine lentamente para quedar en el pasillo tratando de oír lo que decían en la pequeña sala.
-Harry que te he dicho sobre preguntar eso – lo regaño Liam.
-Solo fue una pregunta Liam, no te enojes.
-Pero tu bien que nadie sabes que diciendo eso le das mas esperanzas a _______ de que me case con ella algún día.
-¿No te vas a casar con ella? – ese que hablo fue Zayn.
-En mi plan de vida no esta la palabra casarme.
-¿Piensas quedarte con ella solo siendo novios?
-Si – dio una respuesta firme - ¿Qué tiene de malo?
-Ya vez yo – los dos miraron a Zayn – no tenia planeado casarme y ya estoy en planes de eso.
-¡Contigo es diferente! – rio Harry.
-No – respondió Zayn – no es diferente, es un paso importante que das en la vida. Maduras más y te das cuenta de que no todo es como cuando andabas de novio con ella. Aparte las mujeres siempre tienen la idea de tener hijos ¿Y porque no darles el gusto? – reí bajito para que no me oyeran y me toque mi vientre, tenia razón Zayn. Quería casarme con Liam pero yo veía que a él le gustaba más ser libre y sin compromisos, era cierto que éramos novios pero actuábamos como casados.
-Pues yo no se pero si llegas a tener relaciones con ella antes de casarte y queda embarazada ya tienes el paquete solito – dijo Harry soltando un carcajada.
-Créeme que eso no pasara conmigo – me dolió el corazón cuando dijo esto Liam ¿No pasara eso con el? ¿Qué quiere decir con eso? – no habrá nada ni nadie que me haga casarme a la fuerza o solo por hacerme responsable por algo que hice.
-Eso dices ahorita, pero ya veras después – Harry abrió una lata de cerveza y le dio un sorbo.
-Es enserio Harry. Yo viviré toda mi vida soltero y con _______.
-¿Y si ella se aburre de ti o te deja porque no te quieres casar con ella?
-No pasara eso Zayn.
-Pues piensa bien las cosas. Aunque todavía tienes tiempo para pensar, las mujeres siempre presionan hasta conseguir lo que quieren.
-Eso sonó a que no te quería casar – rio Harry.
-Si quería y quiero casarme Harry. Pero cuando ambos deciden eso es mas bonito a que cuando por medio de indirectas te dicen cásate conmigo.
-¿Cómo cuales indirectas? – quiso saber Liam.
-Pues simplemente con los niños, si van pasando por un parque y ven corriendo a los niños ella dice: que bonitos niños mi amor – comenzó a imitar la voz de una mujer y comenzaron a reír – cuando nos casemos nuestros niños así van a estar.
-No creo que eso pase conmigo y _______.

-Pues piénsalo Liam – Harry le golpeo el brazo – no querrás que te deje solo porque no te quieres casar.

Parte 2 

Agosto 18

-¿Y que piensas de eso?
-Me alegra saber que Zayn se va a casar en un mes – sonreí y baje la vista al plato que tenia en frente. ¿Por qué me contaba eso? Esta bien, lo acepto, ya sabía pero por metiche. Pero si él mismo le dijo a Harry se callara porque me ilusionaba ¿A que iba todo esto?
-¿Estas bien amor? – paso su mano por mi mejilla y levante la vista.
-Si mi amor – trate de darle mi mejor sonrisa pero todo me confundía - ¿Sabes en que día cae su boda? – comencé a picar la comida con el tenedor.
-No, la verdad no lo se – se llevaba un trozo de carne con puré de papa a la boca. Decidí ignorar mi estado ya que solo significaba una sola cosa; si, la próxima semana me pasaría lo mismo que todos los meses. Odiaba que me pusiera sentimental por cualquier cosa, hice a un lado mi humor y comencé a relajarme, veía a Liam feliz, no tenia que amargarme el momento por que tenia la vaga idea de que me casaría algún día con el.
-¡¿Qué crees?! – dije animada.
-¿Qué? – me miraba atento.
-Dentro de once días cumples años – lo mire divertida y me sonrió.
-Si – se acercó más a mí y me dio un beso, el beso comenzó a tornarse un poco subido de tono, nuestras lenguas bailaban y se desataba una pequeña guerra en nuestras bocas, nos separamos debido a la falta de oxigeno - ¿Ya quieres que nos vayamos a casa? – me sonrió mientras yo solo me limite a asentir. Amaba que hiciera eso, es algo extraño que un beso me cambiara por completo. Pago la cuenta y nos fuimos al departamento-casa. Al entrar comenzó a besarme desesperadamente como si no hubiera un mañana, pase mis manos por su cuello para acercarlo mas mientras él me tomaba de la nuca, comenzaba a pasarme las manos rápidamente por la espalda ¡Cielos, si andaba desesperado!


Agosto 23

-¿Cariño, ya vas a salir del baño? – me pregunto mientras yo esperaba impaciente la prueba. Decía que esperara cinco minutos, comenzaba a impacientarme. ¡No podía estarme pasando esto! ¿Qué se supone que haría con un bebe y sin un padre que no se quiere casar porque seria matrimonio forzado? Llore silenciosamente mientras me sentaba en el suelo, estaba desesperada ¿Qué le diría a Liam ¡Felicidades seremos padres, cásate conmigo!? ¡No! El mismo había dicho que no pasaría nada que lo forzara al matrimonio ni que pasara algo para hacerse responsable. Tenia que contarle a Louis todo, el a lo mejor me ayudaba a buscar una mejor salida – cariño, estas empezando a preocuparme ¿estas bien? – toco la puerta otra vez.
-Si, si – me limpie las lagrimas – ahorita salgo – me levante y me acerque de nuevo al lavababo donde había dejado la prueba. Dio positivo, llore con mas fuerza ¿Qué haría? Volteé la caja aún esperanzada, decía que la prueba tenia un noventa por ciento de estar correcta. No podía arriesgarme mas, mañana me haría la prueba de sangre. Guarde todo en el paquete y lo tire a la basura no sin antes recogerla, me lave las manos y la cara y salí a tirar la bolsa.


Agosto 24

-¿Es usted la señorita _______ Lawson? – me dijo una enfermera.
-Si – me levante del asiento cogiendo el bolso.
-La doctora la espera.
-Gracias – camine lentamente algo triste, otra vez me invadía la misma pregunta ¿Qué pasa si estoy embarazada y Liam no se quiere casar conmigo? Entre al consultorio.
-Buenos días _______ - me saludo la doctora.
-Buenos días – hice una mueca y ella me señalo un asiento para que me sentara – gracias.
-Así que – levanto unos papeles del escritorio y los veía – has venido a hacerte una prueba de sangre para ver si estas embarazada ¿cierto? – asentí y siguió hablando - ¿Quieres que la prueba sea inmediata o podrías venir en tres días a saber el resultado?
-Inmediata por favor.
-De acuerdo – cerro su carpeta con las hojas – pasa a la camilla para sacarte sangre – pase y me senté, arremangue la blusa para que me sacara un tubito de sangre. Dolió solo al momento que entro la aguja pero después sentí como todos los nervios que traía antes habían desaparecido, comencé a sentir tranquilidad y sueño, mucho sueño – señorita _______ - olía algo con alcohol cerca de mi nariz y desperté molesta - ¿se encuentra bien? – me lleve una mano a la cabeza y me dolía.
-¿Qué me paso? – me trate de incorporar.
-Despacio, despacio – me tomo de la espalda y me ayudo a pararme – cualquier esfuerzo brusco puede causar que tenga un aborto espontaneo – abrí los ojos como plato.
-¿Aborto? ¿Tendré un bebe? – asintió y me sonrió.
-Felicidades, vas a tener un bebe.
-Oh – solo alcance a decir después de volver a caer en un sueño profundo.


Agosto 26

Caminaba de un lado a otro, Louis no tardaba en venir. Liam había salido con Harry y Naill a encontrarse con Zayn en no se donde. Tocaron a la puerta y fui a abrir casi tropezándome con todo lo que había en frente.

-¡Louis! – dije algo agitada. Era el novio de mi mejor amiga Yass y mi mejor amigo.
-¿Qué paso _______? Por teléfono sonabas preocupada – me retire de la puerta y lo deje pasar.
-Tengo un problema – caminamos hacia la sala y nos sentamos por un rato sin decir nada.
-Esta bien – dijo interrumpiendo el silencio que se había formado y volteo a verme - ¿Qué problema?
-E-e-estoy… - comenzaba a ponerme paranoica y a la vez nerviosa, después de ocho días ya alguien sabría que pasaba.
-¿Estas que? – exclamo exasperado.
-Estoy embarazada – baje la vista y comencé a sollozar.
-Oh – me acerco a él y me abrazo y escondí mi cabeza en su pecho. ¿Por qué no podía tener una pareja como el? Era comprensivo y por lo que platicaba con Yass a veces, le ayudaba en todo y era un total caballero, por un momento sentí que Liam había perdido todo ese encanto de cuando lo conocí – no te preocupes _______, todo saldrá bien – me sobaba la espalda. Me entraron unas ganas horribles de reclamarme ¿Cómo que todo iba a estar bien? No sabe que Liam no va a hacer por una sola vez en su vida algo bien. Me separe de él molesta y aún con lágrimas.
-¡¿Todo saldrá bien?! – le grite molesta y comenzaron a salir mas lagrimas - ¿Solo eso tienes que decirme? – me levante del sillón y lo mire - ¿Sabes por lo que estoy pasando? Liam no se casara conmigo ni aunque tengamos veinte hijos después – se me quebró la voz y el solo me miraba triste – es un gran problema, ya no será lo mismo y perderé a Liam todo porque me volveré una ballena de cien kilos – caía al suelo desconsolada y Louis se me acerco para abrazarme – no me toques – se alejó asustado - por una vez en la vida quiero que me apoyes en algo – levante la cabeza mientras seguía llorando – esto es mas complicado de lo que parece – se mostraba que estaba algo frustrado.
-¿Y en que quieres que te ayude? ¿Qué te de dinero para que abortes y todo tu cuento termine feliz acabando soltera toda tu vida?
-¡No! – me arrastre al sillón para volver a sentarme y el me ayudo a subirme – yo nunca haría una estupidez así. Estaría matando algo que no tuvo la culpa de estar en mi vida – me abrazo de nuevo y me sentí una niña desconsolada - ¿Qué puedo hacer Lou? – me acariciaba el cabello y me daba un beso en la frente.
-Dile a Liam.
-¿Qué? – asintió y me limpie las lagrimas.
-Dile que estas…- hizo una mueca.
-No le podría decir eso Lou, me largara y es lo que mas miedo tengo.
-¿Entonces que piensas hacer?
-Puedo huir de aquí y rehacer mi vida – se separo de mi asombrado.
-¿Por qué harías algo así?
-Sentiré más alivio al hacer eso a que me diga que me largue.
-¿_______ te estas dando cuenta de lo que estas diciendo? – negó varias veces con la cabeza.
-Puedo sobrevivir afuera.
-Estas siendo una inmadura.
-No estoy siendo así – me moleste ante ese comentario.
-Tienes miedo.
-¡No estoy teniendo miedo! – levante un poco la voz molesta.
-Entonces porque no enfrentas la situación.
-Es más complicado de lo que parece.
-No seas cobarde, vamos.
-No estoy siendo cobarde, quieres que le diga a Liam: estoy embarazada vamos a casarnos. Me va a largar, me dejara en la calle y todo porque no nos cuidamos – subí mis piernas y apoye mi cabeza en mis rodillas.
-¿Estas segura?
-Mas que segura – asegure.
-Bueno… si eso es lo que piensas, o lo que tu mente te hace creer.
-Es verdad no estoy tratando de creer nada.
-¿A dónde iras y como vivirás?
-Aún no lo se.
-Sabes – jugueteo con sus dedos y luego me miro – en la tienda por donde vive Yass se ocupa una cajera – me brillaron los ojos ante esto.
-Puedo buscar un apartamento por allá y trabajar ahí.
-¿Y quien te ayudara con los gastos del bebe?
-Yo misma.
-¿Te has vuelto loca? Un bebe requiere de muchos cuidados y mas cuando la madre esta en periodo de gestación.
-¿Cómo sabes eso?
-Vivir con una hermana cuatro años mayor que tu tiene sus ventajas – reí – sabes… - lo mire atenta – te puedo ayudar si quieres.
-¿Enserio? – sonreí y el asintió, pegue un pequeño gritito y lo abrace – gracias, gracias Lou.
-No es molestia, también le puedo decir a Yass.
-¿A Yass? – deje de sonreír.
-Si ¿Qué tiene de malo? – me sonrió – ella también trabaja en esa misma tienda y ella tiene un apartamento grande para ella solita, una compañera no le vendrá mal – me guiño el ojo.
-Esta bien - ¿Cómo fue que acepte todo aquello? Mi miedo y pánico se apoderaron de mi, a lo mejor hería a Liam pero era lo mejor para los dos. Seria peor que yo fuera rechazada y me mandara a la calle sin nada – mañana comenzamos a llevar mis cosas a su casa y antes del cumpleaños de Liam me largo de aquí.
-Sé que es un error pero esta bien – me abrazo y sonreí como niña pequeña.

Parte 3 

Agosto 28

Todo estaba preparado. La mayoría de mis cosas estaban en el departamento de Yass y solo faltaban algunas cosillas más. No se como Louis le hizo para convencerla de que me ayudara y prometimos no decir nada de ese pequeño secreto. Mañana seria el cumpleaños de Liam y me sentía nerviosa, después de ser novios por seis años seria el primer cumpleaños que no pasaría con el. Estaba siendo una cobarde con todo. Moví lentamente la cabeza de un lado a otro, no lo era, me cuidaba a mi misma y no quería sufrir más. Los chicos fueron a un pub cercas para celebrar que ya mero era el cumpleaños de Liam, ellos desde uno o dos días antes celebraban el cumpleaños. Reí nerviosamente mientras metía las ultimas cosas a una maleta, pase lo que pase es por mi bien y por el de mi bebe. Fui a un espejo y me levante la camiseta, me sobe el estomago. Todavía no había cambios pero pronto los abría. A la vez odiaba la idea de parecer una vaca pero al saber que tendría un bebe me sentía feliz de poder traer al mundo una criaturita tan tierna y vulnerable que necesitaría ayuda para crecer y tendría una gran mama como yo. Baje mi camiseta y cerré la maleta. Me pareció un poco incomodo no dejarle nada a Liam e irme como si nada. Saque una hoja del buro y una pluma para escribirle algo.


Septiembre 3

Era agotador trabajar las noches pero con la ayuda de Yass la carga era menos pesada. No había tenido noticias de Liam últimamente, a veces Louis iba a casa con Yass y se le notaba triste. Yass lo trataba de consolar pero el repetía siempre lo mismo: le estoy haciendo daño a mi amigo. Liam no esta bien desde el día en que se fue sin razón alguna _______. No ha sido el mismo desde ese día.
Me sentía mal por eso pero prefería eso a estar en la calle y con una criatura en camino.


Octubre 12

La lluvia afuera hacia que el ambiente se tornara mas frio pero a la vez cálido en la habitación. Me limpie por ultima vez las lagrimas pero aun así seguía sollozando. Me lleve una mano al vientre y sonreí satisfecha, aquella cosa pequeñita que crecía dentro de mi me traía la felicidad mas grande del mundo. Hacia dos meses que me aleje de él después de saber que estaba embarazada, sabía que no lo quería, que solo le traería problemas y mas que bien sabia que él no estaba preparado para ser padre. Miraba por la ventana que daba a un parque y había niños corriendo de una lado a otro llenos de lodo, sonreí.

-_______ hoy te toca tu turno en la noche, no lo olvides – me dijo Yass al momento que entraba al departamento.
-Claro – asentí y me fui a sentar al sillón – Yass disculpa todo lo que te he hecho pasar – Yass y Louis había roto hace dos semanas porque él quería decirle todo a Liam y Yass insistía en que el problema era mio no de él.
-No te preocupes – se sento a mi lado con una sonrisa triste.
-Yass – volteo lentamente conmigo - ¿Le dirías a Liam por lo que estoy pasando?
-Solo si tu quieres – me abrazo – eres mi mejor amiga y que mi exnovio – sabia que le dolió decir eso – halla querido decir la verdad de todo – salió una lagrima traicionera de sus ojos y rodo toda su mejilla, la limpio rápidamente – no me parece. Tu sabes cuando se lo vas a decir o tarde que temprano se dará cuenta – se levanto del sillón – con permiso.

¡Rayos! Era cierto, las mentiras siempre salen a flote tarde que temprano, rogaba porque nunca se diera cuenta de que es lo que pasaba.


Febrero 13, 2012

En la tienda me dijeron que solo este mes trabajaba y me daban de baja para poder tener él bebe y luego de tres meses después podía volver. Mi barriga había crecido mucho. Seis meses de embarazo eran difíciles de ocultar ¿no? Seguía manteniendo contacto con Louis, me había contado que quería volver con Yass y que no quería cometer otra estupidez y dejarla ir. Me pareció muy tierno eso y para que volvieran le iba a proponer matrimonio en un restaurant elegante. Grite de emoción al saber la sorpresa que se llevaría Yass.
Con todos mis cambios hormonales, también cambie. Me corte el cabello hasta los hombros y deje de pintármelo. No era mucho el cambio pero apenas y era reconocible para Louis.

-_______ - se acercó a mi Yass sonriendo y con las mejillas color carmesí - ¿Qué crees que acaba de pasar?
-¿Qué? – ya sabia que pasaría pero no podía arruinarle el momento.
-Louis me invito a salir otra vez – soltó una risita nerviosa y dio pequeños saltitos mientras todos en la tienda se nos quedaban viendo.
-Que bueno – la abrace pero el abrazo no fue completo ya que de por medio había una enorme barriga.
-Si- me sonrió y luego paso su mano por mi barriga - ¡oh! – dijo emocionada – una patadita -  le sonreí. Tome su mano y la pase por el lado izquierdo y sintió movimientos – se esta moviendo _______ - le sonreí. Era lo mejor que me podía pasar en la vida.
-Es niño – le sonreí.
-Aaawww – me dio una mirada tierna - ¿Y como lo llamaras?
-Jimmy.
-¿Jimmy? ¿Como James? – mi corazón comenzó a palpitar rápido, no creí que lo asociara tan pronto con el segundo nombre de Liam, y nunca lo había pensando hasta hace días que Louis me pregunto lo mismo y me respondió exactamente lo mismo.
-Si, algo así – me gire para acomodar unas cosas de comidas enlatadas.
-_______ - hizo que me girara - ¿no has olvidado a Liam verdad?
-¿Cómo quieres que lo olvide si es el padre de mi hijo Yass? – le dije desesperada pero con voz baja.
-Te entiendo – me puso su mano en el hombro – tranquila, no quería que te alteraras. Acuérdate que dijo el doctor – y comenzó a citar las mismas palabras: no la alteren con ninguna noticia ya que puede que tenga un embarazo prematuro y él bebe no esta en condiciones para nacer todavía. Puede ser peligroso para ambos.

3 comentarios:

  1. Siguela plis te lo ruego

    ResponderEliminar
  2. Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa :3 Pliiiis!

    ResponderEliminar